Un dolor de cabeza

Por: El general Juan Manuel Méndez

Director del COE.

En el caso de las motocicletas la situación es más preocupante, debido a la gran cantidad de personas que las conducen sin estar provistas de los cascos protectores.

Personalmente ha podido observar cómo se montan cuatro personas en una motocicleta para salir de un balneario después de haber pasado gran parte del día tomando bebidas alcohólicas.

Lo más penoso de todo es que también se observan madres montadas en motocicletas acompañadas de sus hijos menores de edad sin ningún tipo de protección.

Otra mala práctica de los motociclistas es que se dedican a ingerir bebidas alcohólicas mientras están conduciendo, y se pasan la botella de alcohol del conductor a la persona que va sentado en la parte de atrás sin tomar ningún tipo de precaución.

Ese es el gran dolor de cabeza de las autoridades, las motocicletas, del universo de los accidentes de tránsito que ocurren en nuestro país, y sobre todo surgen en los operativos, estamos hablando de que un 70 u 80 por ciento de los accidentes los provocan las motocicletas, y aproximadamente un 90 por ciento está involucrado el tema del alcohol, y el no uso del casco protector.

Nunca habrá tantos agentes para ponerlo detrás de cada ciudadano para que no cometa un hecho ilícito, precisando que un buen ciudadano es aquel que cumple la ley sin tener que ser sometido a medidas coercitivas.

Es que el tema del respeto a la ley jamás debe basarse en el tema de la coerción, se supone que el respeto a la ley usted debe cumplirlo porque es una sociedad civilizada, debe imperar el respeto a la ley, y la coerción debe ser la excepción.

Hay que seguir trabajando duramente el tema en la escuela, no solo de educación vial, sino también la parte de formación familiar, porque el respeto a la ley y a las autoridades debe inculcarse desde la casa.

Para un ciudadano cumplir con la ley no tiene que ser sobre la base de las sanciones y las multas, pues se supone que si alguien comete una infracción que sea por desconocimiento o error, pero que no sea por un propósito.

Lamentó, además, como en fechas, como la Semana Santa, Navidad y Año Nuevo, se haya perdido las tradiciones cristianas de buscar acercarse más a Dios, y fortalecer los lazos familiares.

Para el asueto de Semana Santa se espera un desplazamiento de más de cuatro millones de personas hacia distintos puntos del país.

Yo entiendo que sí, porque si hacemos un análisis de lo que es la parte meteorológica, hasta ahora gracias a Dios no se avista ninguna situación atmosférica que impida el desplazamiento de la población.

Cuando llueve o hay oleajes anormales muchas personas prefieren no salir de sus hogares, pero esa no es la realidad climática hasta el momento.

Todo está listo para el operativo que se montará desde el Jueves Santo, a partir de las dos de la tarde, que busca proteger vidas y propiedades en el asueto de la semana mayor.

El Centro de Operaciones de Emergencias por instrucciones del presidente Danilo Medina ha dispuesto que 45 mil hombres y mujeres de las diferentes instituciones que forman parte del COE acompañen a las personas que se desplazan por las diferentes vías del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *