EL ARRASTRE

Por. Dr. Eddy Olivares

Ex miembro de la JCE.

La forma en cómo se aprobó la ley de Partidos, Movimientos y Organizaciones Políticas es una vergüenza para la democracia dominicana.

La  manera como fue sancionada la normativa que rige las agrupaciones políticas en la República Dominicana, que a pesar de que su puesta en ejecución es reciente ya provocó una decisión del Tribunal Constitucional que obliga a los partidos a realizar sus primarias internas con la metodología establecida en sus estatutos, dando así al traste con el mandato de dicha ordenanza que dictaba de forma directa la forma para elegir sus autoridades y candidatos.

Desde que yo vi ese párrafo tercero me pareció un desatino desde el punto de vista técnico, desde el punto de vista de lo que tiene que ver con el texto de la ley de Partidos, yo pienso que ese es un parche muy mal pegado en esa ley y que el solo hecho de lo desacertado que fue pegar eso ahí justifica que el TC lo haya borrado.

Eso está bien borrado, por lo desacertado,  por el poco sentido que tenía que se colocara eso en una ley. Eso debe desaparecer, deberían recoger todas las ediciones de la ley de Partidos para que alguien de cualquier lugar no se encuentre y lea una cosa como esa.

Desde ese punto de vista es una decisión correcta del Tribunal Constitucional, ese tipo de detalles no se establece en una ley, los

La JCE a revisar su propia decisión que establece el arrastre en solo seis provincias, privilegiando a los senadores de  Santiago, La Vega, Monte Plata, el Distrito Nacional, Santo Domingo y San Cristóbal, al tiempo que afirmó que el órgano encargado de organizar los procesos electorales en el país puede tomar esta decisión de oficio.

Hago un mea culpa, al afirmar que los errores que evidencia la ley de Partidos son responsabilidad de la dirección de las organizaciones políticas del país, deficiencias que complican la organización de las elecciones internas a celebrarse este mismo año y que pone en entredicho la imagen de la JCE de cara a la organización de los comicios del año entrante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *