El ejército de Colombia revoca orden de duplicar ataques a rebeldes

Por. La Redacción.-

Bogota. (LP).- El ejército de Colombia ha anulado el martes parte de una política contenciosa para intensificar los ataques en el país, al decir que cambiaría los formatos en los que solicitó a sus oficiales que anotaran la cantidad de rebeldes y criminales que planean matar, capturar u obligar a rendirse en batalla.

El cambio sucedió apenas días después de que The New York Times revelara las nuevas órdenes del ejército donde se instruía a los altos comandantes a “doblar los resultados” de sus operaciones de combate contra organizaciones guerrilleras, paramilitares y criminales en Colombia.

Las órdenes habían perturbado a algunos altos oficiales del ejército, quienes dijeron que la intensa presión para llevar a cabo los ataques aumentaba el riesgo de bajas civiles y ya había llevado a muertes sospechosas a cargo de soldados muy predispuestos a cumplirlas.

La hermosa y compleja Bogotá: guía para viajeros primerizos

A mediados de la década de los 2000 en Colombia se asesinó de manera ilegal a aproximadamente cinco mil civiles después de que los mandos superiores presionaron a los soldados para que aumentaran los ataques a los guerrilleros combatientes durante la guerra civil.

Se supo que muchos soldados habían matado a campesinos inocentes durante ese periodo para aumentar sus cifras e incluso vestían a las víctimas civiles con los uniformes de los rebeldes y sembraban armas cerca de los cuerpos para que lucieran como combatientes enemigos.

Hace dos años el gobierno colombiano logró un acuerdo de paz con el grupo rebelde más grande del país –las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, o Farc– en un esfuerzo por acabar con décadas de conflicto.

Pero la paz ha sido esquiva. Muchos colombianos se opusieron al acuerdo de paz, pues consideraban que era demasiado blando con los rebeldes. Algunos grupos armados jamás estuvieron de acuerdo con el pacto mientras que muchas antiguas guerrillas han retomado las armas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *