Ecuador lanza una gran ofensiva contra la minería ilegal

Por: La Redacción.-

Guayaquil. (LP). Si no es controlada, no hay minería. Con ese planteamiento, las autoridades ecuatorianas han ejecutado durante la última semana un megaoperativo para desalojar a varios miles de mineros artesanales que estaban expoliando irregularmente un yacimiento de oro del norte del país.

Un enfrentamiento violento con cuatro heridos levantó hace 10 días la alarma en la población de La Merced de Buenos Aires, en la provincia de Imbabura. Días después, tras una reunión en la presidencia, el Gobierno de Lenín Moreno decidió enviar a 2.500 uniformados, entre policías y militares, para forzar el fin de las actividades de extracción irregular.

Las labores de inteligencia previas habían dibujado un escenario conflictivo, con un grupo de 50 personas fuertemente armadas que protegía la zona de explotación y que extorsionaba a los locales para garantizarse el suministro de herramientas y enseres.

Con esa información, las fuerzas de seguridad entraron el martes de madrugada y comenzaron un desalojo intensivo de hasta 6.000 personas durante cuatro días.

La zona sigue todavía controlada por los uniformados, pero ya apenas quedan los 1.800 habitantes de Buenos Aires.

Había “miles de personas asentadas, dedicadas a actividades ilegales”, anunció el martes la ministra de Interior, María Paula Romo, al informar a la prensa del operativo.

Esas “economías criminales” representaban “una amenaza multidimensional, no solo de minería, que además de afectar la seguridad de las personas y la tranquilidad de la zona, implica una gravísima afectación ambiental”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *