Exportaciones de Brasil a Argentina caen a un 40% desde enero

Por: La Redacción. –

Brasil. (LP).- Desde la contundente victoria del peronista Alberto Fernández en las primarias, Argentina y su mercado financiero han encendido la luz roja. Fernández lleva en su candidatura a la expresidenta Cristina Kirchner como vicepresidenta.

El peso ha perdido más del 30% de su valor, la inflación se ha disparado y las acciones argentinas se han desplomado.

Ante un nuevo colapso económico y con el dólar por encima de los 60 pesos, el Gobierno de Mauricio Macri se vio obligado a revivir uno de los peores fantasmas del país y decidió anunciar, la semana pasada, que negociará con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con acreedores privados un aplazamiento para el pago de las deudas argentinas.

Esta decisión ha hecho que el riesgo aumente, que la moneda se devalúe y que la palabra default, o suspensión de pagos, haya empezado a circular en las agencias de calificación.

La inestabilidad en Argentina, que parece estar a un paso del impago, también ha contagiado momentáneamente al mercado financiero brasileño y al cambio.

Sin embargo, afectará durante más tiempo y de forma más significativa a las exportaciones de productos de Brasil a su país vecino, lo que ha dejado preocupados a algunos sectores de la economía brasileña.

Argentina, que hoy es el tercer socio comercial del gigante sudamericano y el primero de la región, es la mayor compradora de los productos brasileños manufacturados, es decir, con mayor valor añadido.

Esto significa que una crisis en Argentina hace que las ventas de la industria brasileña disminuyan bastante, como ya se ha observado en el presente año.

Entre enero y julio, las exportaciones a Argentina se desplomaron un 40% con respecto al mismo periodo de 2018, pasando de 9.900 millones de dólares a 5.900 millones, según la AEB (Asociación de Comercio Exterior de Brasil).

“Este año tendremos déficit comercial con los argentinos, algo que no ocurría desde 2003. Su poder de compra es a día de hoy muy pequeño y, en medio de una fuerte crisis, Argentina necesita reducir las importaciones”, explica José Augusto Castro, presidente de la AEB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *