LOS “RUEDAPRENSEROS”

Por: Pedro Ángel Martínez.-

 

Las ruedas de prensa son escenarios utilizados para comunicar informaciones importantes.

Compiten en ese rol con los comunicados y las notas de prensa, pero la diferencia está en identificar estratégicamente a cuáles de estas herramientas debemos apelar para comunicar con mayor seguridad y con menor riesgo de la marca, institución o líder.

Dos errores frecuentes se cometen en el país con el montaje de ruedas de prensa. El primero es que se abusa a mansalva de este recurso comunicacional y el otro que los técnicos o profesionales a cargo de organizarlas lo hacen para sacar músculos ante su jefe o quien los contrata.

En la primera parte, gremios, organizaciones profesionales, agitadores públicos, abogados y oficinas de abogados hacen uso indiscriminado de este escenario, cuando por “cualquier quítame esta paja” convocan a la prensa nacional a ruedas de prensa para comunicar  mensajes específicos, algo quien bien pudieran hacerlo con un comunicado o un video pre elaborado.

No toman en cuenta el tipo de mensaje, el contexto en que se difundirá, las herramientas tecnológicas de hoy en día y hasta los tapones que dificultan los desplazamientos de los vehículos de prensa.

Se usa y se abusa inmisericordemente de las ruedas de prensa, sin importar el daño que pudiera ocasionar a la marca, organización, institución o entidad.

Otro de los errores que cité. Los encargados o coordinadores de prensa y comunicación utilizan sus escenarios para sacar músculos o mostrarle a su jefe o incumbente la cantidad de medios que asisten. Piensan que su trabajo se valora por cada convocatoria, a falta de conocimientos sobre manejo estratégico de la comunicación y de medios.

En las crisis, cuando circunstancias lo requieren recomiendo a las marcas, abogados, organizaciones y demás, el envío de comunicados escritos y videos con declaraciones, por encima de cualquier exposición ante la gran prensa. Lo hacemos previo un análisis estratégico y hasta su “FODA”. Esto así, para reducir espacio a las pifias y los ataques que pudieran venir.

Pero es un enfoque de cada quien, dependiendo del concepto y su accionar estratégico. Ah, y de si tiene formación y experiencia en el campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *