UN GALLINERO

Por: Roberto Santana.-

La construcción de La Nueva Victoria está en contra de los paradig­mas de las Naciones Uni­das porque “es un galline­ro” y un “triple robo”.

En el mundo hace muchos años no se cons­truye prisiones masivas y las que han quedado es­tán siendo cerradas.

El próximo gobierno de Luis Abinader tiene que hacer una reestructuración de La Nueva Victoria y crear ocho prisiones distintas con autoridades diferen­tes y entradas independien­tes para cada una.

Esto se debe acercar a los modelos latinoamerica­nos de unas prisiones pa­ra 500 preventivos y más o menos 500 condenados, aunque las Naciones Uni­das recomienda que las pri­siones sean predominante­mente pequeñas.

El artículo 89 de la regla de las Naciones Uni­das, es conveniente evitar que en los establecimientos penitenciarios de régimen cerrado el número de re­clusos sea tan elevado para que no llegue a constituir un obstáculo para la individua­lización del tratamiento.

Los establecimientos pe­nitenciarios no deben adop­tar las mismas medidas de seguridad con respecto a to­dos los grupos de reclusos, por lo que convendrá esta­blecer diversos grados de se­guridad conforme a lo que sea necesario para cada gru­po.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *