UN MERCADO

Por: José Ignacio Paliza

La Junta Central Electoral está compelida actuar para evitar que en los venideros comicios de febrero y mayo del año que viene los centros de votación no se  conviertan en un gran mercado de compras y ventas de mercancías como sucedió en las primarias del pasado seis de octubre.

No hay duda de que lo que se vivió alrededor de los centros de votación de las pasadas primarias fue un gran mercado al estilo de las naciones árabes donde el mejor postor es el que finalmente puede hacerse de la mercancía.

Este caso se trata de una mercancía que no es cualquiera, sino un voto, eso es una conciencia, y por ende del futuro del país.

La compra de votos se vivió en todos centros de votaciones del país, sobre todo motorizado por el oficialismo.

Esa es una práctica que no es nueva porque se viene dando en cada uno de los procesos, y se hace el día de las elecciones en un porcentaje importante que puede cambiar el resultado del proceso en una demarcación específica, y por lo tanto daña el espíritu y naturaleza de los certámenes electorales.

No hay dudas de que lo que se vivió alrededor de los centros de votación en las primarias de las organizaciones políticas, no fue sino que un gran mercado, un mercado al estilo de las naciones árabes donde el mejor postor es el que finalmente puede hacerse con la mercancía“, reiteró el líder político opositor.

En una contienda electoral, como las primarias del seis de octubre, es el dinero que finalmente termina imponiéndose en esos procesos, en este caso el dinero público y por lo tanto el daño que causa es doble.

No solo se produce la compra, sino la utilización de dinero que no es propio del actor ni propio del sistema para hacerlo de esa forma, y eso es cierto que se produjo en esas elecciones, y es cierto que daña cualquier resultado.

Eso es algo que el órgano regulador, la Junta Central Electoral, debe tomar una posición fuerte y sólida con miras a las elecciones de febrero y de mayo.

Porque fue una práctica hecha a la luz de todo el mundo, de las autoridades presentes, de los cuerpos armados y de todo el engranaje que se desarrolla alrededor de las Juntas municipales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *